31 dic. 2013

Será el año en que...

2013 será un año para enmarcar. Sí, para mí todos los años son para enmarcar. ¿Por qué? Porque todos los años, a pesar de tener sus cosas malísimas... también tienen sus cosas buenísimas. Y a mí siempre me gusta ver el lado positivo de las cosas.

Para mí será el año en que el amor volvió a encontrarme. Gracias Cora Castañeda, eres vital, espero que lo sepas. Y también el año que me enseñó que el amor no es blanco o negro, sino que tiene muchos matices de color gris. Y que aprender de ellos te forma como persona.

Será el año en que la comedia musical siguió llenando mi vida de música: Evil Dead, Romeo y Julieta, Notre Dame de París, Los Miserables, El Fantasma de la Ópera...

Será el año en que echar de menos a mi familia se convirtió en primordial para poder seguir viviendo, se convirtió en principal para luchar cada día por que llegara el momento de abrazarlos.

Será el año en que el mundo se quedó ciego gracias a mi amiga Rebecca Lebrón. Ser una pequeñísima parte de su proyecto y verlo acabado y terminado y además poder disfrutarlo fue algo muy importante. Ella me ha enseñado que quien algo quiere, algo le cuesta... y le cuesta mucho. Me ha enseñado que soñar es divertido y que el sueño no está lejos de la realidad. Gracias por tu perseverancia y el amor que le pones a todo lo que haces.

Será el año en que (POR FIN) pude disfrutar en directo de grupos como: Sôber, Alter Bridge, Halestorm, inMune, Avenged Sevenfold, Five Finger Death Punch, Avatar, Allegro From My Requiem y además los pude disfrutar en buena compañía: Bayo, Alberto, Cora, Irene.

Será el año en que pisé mi primer festival... y fue increíble a pesar de todas las aventuras por las que pasamos: Bayo, Carlos, Fernando, Felipe.

Será el año en que conocí (o seguí conociendo) ciudades como: Ávila (Cora), Barcelona (sigo conociéndola con Irene), Madrid, Lugo, Vigo, Ourense, Pontevedra, Santiago de Compostela (papis y hermanos).

Será el año en que seguí conectando con personas a pesar de que el tiempo nos separó de alguna forma: María Teodoro, Joseka, Esperanza, Borja, Bea, Sergio Rodríguez, Shelu, Cristy Padilla, Blanca, Tere, Paula, Carmona, Virginia, Olivares, Juan, Casandra y seguro que muchos más...

Será el año en que conocí a gente (ya sea por internet o en persona) que pueden ser grandes y/o maravillosas si se las conoce un poquito: Fer Hierro, @fabborito, Félix Javat, @MagicDelBarrio, @zombitchattack, Ismael, Lydia, etc.

Será el año en que aun teniendo algo de contacto con estas personas, eché mucho de menos sus risas, sus locuras, sus conversaciones hasta reventar, sus comidas de pobres, sus decadencias y sus "todo": Lope Mayoral, Carmen, David, Elena, Susana, Lyra, Javi, Juanmi, Natalia, Diana, Raky (gracias por esa manifa =P), Laura, Virginia Hippisley...

Será el año en que conocí a gente farandulera a la que cogí cariño en muy poco tiempo: Bobby, Silvia, Sergio, Rubén, Miriam, Irene, Ángela, Sara Eaea, Belén, Alicia, Pilar, Ángel, Alba, Guada, Menchu. Y seguí conociendo a los que ya conocía: Rubén Rastoll, Olga, Dani, César, Marina, José Gonzalo, Alba, Alex...

Y también el año en que tuve un papel principal y canté en directo... ¡muy especial!

Será el año en que nació mi sobrina María, en que fui tito por primera vez y en que pude sentirla tan pequeña entre mis bracitos. Eres lo más bonito que me ha pasado nunca. Te quiero y no tienes ni 3 meses ya...

Será el año en que me volvió a crecer pelo... jejejejeje.

Será el año en que tuve a mis primeros y maravillosos profes de canto: Sará Pérez y Víctor. Gracias por todo lo que me habéis enseñado y ayudado. ¡¡Este año más y mejor!!

Será el año en que seguí viviendo experiencias con mis Jackson's Seven hasta el último día: Bayo, Juanwis, Carlos, David, Arturo, Fernando, Lema.

Y no me quiero despedir sin nombrar a personas que han sido y serán o están empezando a ser importantes: Amitea (en su plenitud), Grupo Ritus (también en su plenitud), compañeros de universidad, amigos del centro y del barrio de la muerte, etc.

Pues eso, ha sido un año grande, un año de los que no me gustaría olvidar. Un año lleno de personas, de experiencias diarias y de sensaciones que son indescriptibles. A pesar de la crisis, los políticos mentirosos, los bancos que roban y todas esas cosas, yo me quedo con lo sentimental.

¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!