18 mar. 2013

¡¡Felicidades mamá!!

Hoy es el día de la persona más especial y más bonita que existe en mi vida y lo han declarado fiesta en Madrid como no podría ser de otra manera. Hoy es el cumpleaños de mi madre.

Te escribo estas líneas porque hablarte por teléfono cuesta dinero y así casi que sé expresarme mejor. Quiero decirte tantas cosas que por una parte, seguro que alguna se me olvida y por otra... no sé por dónde empezar.

Llegaste al mundo para hacernos felices, llegaste al mundo para ser una persona enorme, increíble. Una persona que no pasas sin mirarla antes dos veces. Una persona que una vez la conoces, te abre todo su corazón y te ayuda en todo lo que puede. Una persona humilde, serena, luchadora y trabajadora como la que más.

Una madre. Mi madre. Nuestra madre.

Gracias por siempre confiar en nosotros, gracias por siempre apoyarnos, gracias por regañarnos cuando tenías que hacerlo. Gracias por enseñarme la vida... y por dármela también. Gracias por hacerme ser tu niño pequeño, porque a mí me encanta serlo. Gracias por levantarte todos los días tempranito para traer el pan a casa. Gracias por ser tan luchadora como sólo tú sabes serlo. Gracias por no perder la esperanza cuando el resto de nosotros casi la había perdido. Gracias por tener siempre una sonrisa en tu rostro aún cuando los momentos difíciles nos rodean. Gracias por haberme dado infinitas oportunidades en cada error cometido en mi vida, esas oportunidades me han enseñado que las caídas duran un suspiro si tienes a alguien que te quiere al lado. Gracias por alegrarte cuando yo lo he hecho, nada me hace más feliz. Gracias por abrazarme y por pedirme aquellos besos antes de irme a dormir. No podría haber dormido sin ellos.

Gracias por entrar en nuestras bromas, eres una madre molona y todos lo sabemos jeje. Gracias por la libertad que nos has dado porque sin ella no hubiéramos crecido y no seríamos las personas que somos a día de hoy. Gracias por dejarnos experimentar... al menos a mí jeje. Gracias por tu comprensión en cada momento. Gracias por tus palabras. Gracias por tus consejos, que están grabados a fuego en mi mente: no llores por haber perdido el sol... porque las lágrimas no te dejarán ver las estrellas. Gracias por tus te quiero.


Hemos pasado momentos difíciles como sólo los Camacho Manfredi sabemos, pero... ya todo va viento en popa, ¿verdad? ¿Recuerdas aquella negra navidad? ¿Recuerdas los años anteriores? ¿Recuerdas todas las tristezas que puedas recordar? Son sólo un mal recuerdo comparado con lo que tenemos hoy, una imagen comparado con la película que hoy vivimos. Unas frases en la historia de nuestra vida, que no olvidamos. Porque somos una familia y siempre lo seremos. Pase lo que pase.

Te quiero mami, te quiero muchísimo. Jamás lo olvides




PD: Cuando vengas, te hago otra fotito como esta... ¡o incluso mejor!

5 mar. 2013

We all die young

No pensé que fuera a tomar "tan rápido" la decisión. Pero ya está hecho, no hay vuelta atrás (supongo). No me arrepiento de absolutamente nada de lo que hecho desde el último julio. Creo que no he sido yo quien hablaba y quien movía mis brazos, pero aún así, no me arrepiento. Creo que nunca es tarde para conocer otra faceta de uno mismo, otra fachada con decoración real incluída. He hecho cada movimiento y he dicho cada palabra porque así la sentía en ese momento, he realizado cada acto porque así lo sentía en ese momento y eso amigos, no es para arrepentirse.

Me siento fatal porque las decisiones que he ido tomando no las he tomado con cabeza, sino dejándome llevar o como me dijeron una vez, sin frenos. Aunque repito, siempre haciéndolo porque así lo sentía de verdad. Quizás por eso ahora que he tomado una decisión con cabeza, con sentido y sabiendo lo que hacía ya no sepa distinguir si lo he hecho bien, si lo he hecho mal o si lo he hecho fatal. Ha vuelto mi persona, ha vuelto mi yo que le da vueltas a todo y que analiza cada pensamiento al más mínimo detalle. Nunca es tarde, supongo...

Ojalá la vida me hubiera presentado esta situación con otras condiciones, seguro que todo hubiera sido diferente, bonito y de color rosa. Pero la vida es muy puta y siempre lo presenta todo como a ella le viene en gana. Aunque esté mal, estoy contento porque la decisión la he tomado yo... y yo solito trago con ella. Creo que eso es importante. No pediré más perdón, porque ya me lo han prohibido jeje.

Sólo busco el volver a levantar mi cabeza de chorlito y continuar con mi vida.

Perseguid vuestros sueños tíos, perseguidlos, porque todos moriremos jóvenes...

4 mar. 2013

Temporal de perros

Demasiado tiempo sin aparecer por aquí. No escribir no me hace ningún bien. Todo se amontona en mi cabeza y tiene que salir por algún lado, así que... antes de explotar, mejor aclarar ideas. He hablado un millón de veces de los caminos y de las bifurcaciones. De los trenes y de los cercanías en los que debes o no debes montarte. De las piedrecitas del camino que echas en tu mochila y te acompañan largo tiempo para luego desecharlas porque en realidad no te hacían ningún bien.

Me he equivocado muchísimas veces en mi vida... y eso que soy Virgo: perfeccionista, cuadriculado, metódico, tranquilo... Quizás por eso creo que me equivoco y en realidad no son equivocaciones, sino alternativas. Me siento mal cuando algo no me sale como pensaba, me siento mal de verdad. Dependo mucho de otros, de lo que ellos puedan sentir, de lo que pueda o no pueda hacerles mi persona.

Ya sé que eso está fatal, que nadie se muere por nadie y que nadie es tan importante como para anteponerlo en tu vida. Pero así soy yo, va conmigo, no puedo cambiarlo. Tendría que volver a nacer. Y paso de sufrir, de aprender, de disfrutar y de reír todo lo que ya he sufrido, aprendido, disfrutado y reído. Y paso porque lo que me queda por delante, seguro que es mucho mejor. No diré que se acabaron las vacaciones sentimentales, pero ya basta de vagar sin rumbo. Basta de dejarme llevar y no intentar adivinar qué va a pasar, no pensar en las consecuencias. Eso no va conmigo y para convertirme en lo que siempre odié... ya habrá tiempo... ¿o no? Sólo sé que no sé nada.

No decidir también es una decisión. Me dijeron hace poco. No me siento un cobarde por no elegir, pero esa frase... tiene toda la razón del mundo. No puedo permitirme más sentimientos sin control porque como ya he dicho, soy perfeccionista, cuadriculado, metódico, tranquilo... Vivo la vida, sí, pero a mi manera. Estaré más o menos acertado, pero es lo que decido, es mi vida y no la de otro u otra.

Basta de dar explicaciones, basta de sentir un juicio en mi persona por cada gesto, palabra o movimiento que realizo. Basta de presiones y de poner en duda mi independencia. PUEDO ser independiente. Y los que más me conocéis y queréis, lo sabéis.

Este sin sentido en cada párrafo me pasa por no escribir tan a menudo. Hoy no pediré disculpas... porque de eso también estoy harto. El que quiera entender, que entienda.

Buenas tardes y feliz lunes a todos.