12 mar. 2010

Nunca...

Nunca me rendiré. Si hace falta iré al fin del mundo para que vuelvas a confiar en mí. Para mí es una semana feliz, pues sé que algo si que confías todavía...

Me merezco todo esto, pero si es lo que tengo que sufrir para poder volver a tenerte... ya te digo, lo que sea.

Te quiero, nunca lo olvides. Espero verte esta noche... tengo algo que decirte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario