3 jun. 2012

Esos pequeños gestos

Un sentimiento debe ser real. Debes de poder sentirlo en cada respiración, en cada roce y en cada mirada. No puede ser un vago pasajero que dude en qué parada bajarse. Debe ser un viaje pensado solo para la ida. La vuelta, ya llegará. Todos sabemos lo que sentimos a cada momento, pero no estamos preparados para expresarlo con palabras siempre. Por ello los gestos ayudan, esos pequeños gestos que alegran el día. Pensarlo y no decirlo, o pensarlo y no demostrarlo, es como un bote vacío. No sirve para nada. Pero pensarlo y decirlo, o pensarlo y demostrarlo. Eso es sentir.

Estaciones de tren que se alargan más de la cuenta. Suena irónico. Suena divertido.

Nos quedan dos miradas,
hagamos el amor en un instante...

No hay comentarios:

Publicar un comentario