17 feb. 2011

Nada

Nada, no tengo absolutamente nada sobre lo que escribir. Corren tiempos de crisis para los renglones críticos, personales y "literarios" que salen de mis manos (literarios entre comillas porque jamás me atrevería a denominarme escritor). Esta tarde ha sido una tarde más bien tontorrona. No tenía ganas de pensar en el futuro, sólo vivir el presente por unas horas. No tengo ganas de que mañana sea mañana ahora mismo oye. No, no se me han quitado las ganas de vivir, ¿estamos locos o qué? ¡Con lo bien que me lo paso últimamente!

Cenar es secundario o incluso terciario, no hay hambre, sólo las ganas de ducharme, sentarme relajado a ver la tele y esperar a que el sopor se apodere de mis párpados mientras veo... no sé, ¿Buenafuente? Pero no sin antes preparar las cosas para mañana. Cada vez que pienso en mañana me entra más sueño. Es para hacer un estudio, en serio.

Intento escribir letras, intento escribir música, intento escribir poemas o canciones pero nada sale. ¿No queda ni un ápice de inspiración en mí o qué? Necesito a mi musa cerca, muy muy cerca, pero está a unos 100 kilómetros más o menos... necesito que me dé esa inspiración que me daba antes.

¡Te quiero pequeña! ¡Te veo mañana!


No hay comentarios:

Publicar un comentario