22 feb. 2011

Más nervioso...

Nervios. Son lo peor del ser humano, para mí son el peor mal que se puede sufrir. Las caidas duelen, ¿pero los nervios?

Odio los ultimátum, ¿por qué lanzarlos? Sólo van a traer consecuencias nefastas. Supongo que uno mismo se los busca, se los merece. ¿Soy lo peor? Es posible... es posible que merezca mucho malo, pero también algo bueno. No estoy lleno de maldad joder, no soy un Hitler o un Mussolini. Tampoco víctima, quizás asesino. Hay que apechugar supongo, intentar hacer lo que se pueda. Pero odio los ultimátum.

Las palabras son cuchillos afilados, lanzados con maldad. No podemos abrir el grifo de pensamientos y soltar lo que venga en mente, hay que tener en cuenta las palabras que pueden ser cuchillos y las que pueden ser plumas...

Estoy más nervioso que Pinocho en una carpintería... y más triste que Marco el día de la madre. Al menos el humor, nunca se pierde.

Ahora mismo lágrimas por todo.

Mañana será nerviosismo y expectación.

Después dolor...

Y para relajarnos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario