30 mar. 2011

Hoy lo necesito...

Sí, podré escribir casi siempre que estoy triste, pero así soy yo y al que no le guste... mejor no acabaré esa frase, no por bordería (que no lo iba a ser) sino por sarcasmo.

Olvidad eso, no he dicho nada. Vuelta a empezar:

Tras cancelar mi cena, hoy lo necesito, necesito escribir. La semana estaba siendo movida en todos los aspectos, temía por mi inestabilidad el viernes para el examen. Ahora sé cuál será el resultado. Disaster... como decía un viejo compañero londinense...

Me he quedado mirando el televisor sin volumen, viendo imágenes pasar a las que no echaba cuenta, me he sentido un poco zombie por un momento. En mi mente fugazmente volaban pensamientos, preguntas que tenían respuesta y que encima yo conocía. Sé lo que va a pasar. Y mira que no lo he vivido antes, pero lo sé.

Esta vez no diré que no lo entiendo... porque lo entiendo, entiendo por qué me pasa esto, por qué nos pasa. Lo entiendo. Lo entiendo...

Hoy he aprendido que la vida es una balanza. Sólo a unos pocos afortunados les irá bien en todo, a la vez. Pero cuando todo te empieza a ir bien, sospecha que algo malo te va pasar. En mi caso nefasto, aunque... ¿podría ser peor? No sé qué pensar.

Parece mentira, pero llevo escuchando esta canción desde el domingo de hace dos semanas, me encanta. Ahora creo que la vida intentaba avisarme. Hoy, creo en el destino. Mañana creeré en el azar y sobretodo en la Estadística... (este chiste sólo lo pillarán los alumnos de informática de la ETSII).

Sé lo que va a pasar. Entiendo por qué.

No hay comentarios:

Publicar un comentario