1 jun. 2011

El Sentir

Todo se puede evitar, todo puede ser triste y amargo o todo lo contrario. No me salen esas palabras ahora mismo. Quizas porque me siento triste y amargo. Encima repito, mejor voy a dejarlo... ¡ja! ¡Qué ironía en serio...! xD

Un poco de rima fácil para un día muy difícil... no me gusta, pero es lo que hay.

Ahora una tez triste, solitaria, lagrimosa,

antes la más perfectamente hermosa.

Unos labios carnosos, redondeados,

parece que imploren por ser besados.


Un cuerpo esbelto, perfectamente diseñado,

Da Vinci hubiera quedado impresionado.

Un cuello de cisne, majestuoso, alargado,

sólo quebrado por la pena y el enfado.


Claro odio circunstancial, tedio general.

Voz ronca, agria, causada por el malestar.

Belleza en todo su esplendor, incluso enfadada.

No entiendo la vida, no entiendo nada.


Y aquellas palabras que se acercan despacio,

por la espalda, como siempre, pero de paso.

Se las lleva el viento y a la vez quedan grabadas,

no desaparecerán, pero a la vez no dicen nada.


Muerto, más que muerto, tantas veces lo deseo.

Poder descansar, sin más locuras, sin rodeos.

Mas corta es la vida, para colocarse más escamas.


Muerto, más que muerto, tantas veces lo deseo.

Volar con los nerviosos pajarillos y sentir sus aleteos.

Mas corta es la vida, para colocarse más escamas.


Todo ha acabado, en este cruel día, destrozado.

Parecía que no llegaría pero sí que ha acabado.

Y como mi corazón este poema ha terminado,

suspendido…



No hay comentarios:

Publicar un comentario