28 jun. 2011

Eléctrico

Hasta hoy, aunque a veces duela, no me he dado cuenta de todo lo que he estado atado, en serio. Siento una liberación, una paz que no sentía desde hace mucho. Como dije ayer, nos hemos hecho un favor. Fue como un impulso, algo que necesitaba, mal o bien, para mí lo he hecho bien... pero bueno, nunca llueve a gusto de todos. Así que nada, a disfrutar del verano (a partir del viernes) que pinta bastante bien. A conocer gente nueva, a hacer amigos nuevos y a recordar viejos tiempos con los que ya están en mi vida. Hoy estoy espesito, todo lo que tenía que soltar, se lo he soltado a mi hermana que me acaba de llamar, así que nada más. Os dejo con una canción que me ronda la cabeza estos días. Me la enseñó un buen amigo el gnomo de Amelie... Lo remarco todo porque es MI canción...

PD: Mañana la entrada esperada por una personita, la anónima del otro día =)



Como un impulso eléctrico,
eléctrico, eléctrico, eléctrico...

Porque fueron muchas noches
en las que no podía dormir y no dormí.
Porque fueron mil historias
y todo lo que llegué a sentir, sufrí sin ti.

Fueron muchas veces
las que quise llamarte o verte.
Me acojoné, lloré y me fui.

Algo giró en mi barriga,
la fricción me provocó.
Algo que no podré explicar,
algo parecido a una descarga,
algo parecido a un huracán.

Como un impulso eléctrico,
eléctrico, eléctrico, eléctrico...

Porque me temblaron las entrañas
y me pudieron las ganas, estaré aquí.
Y porque siempre he sido el mismo idiota
distraído, que se esconde,
que se rinde, que no sabe lo que dice.

Me acostumbré a decir
que no y perdí todas las esperanzas,
hasta que el sol me atravesó.
Me partió del pecho hasta la espalda.
Me partió en dos con su descarga.

Como un impulso eléctrico,
eléctrico, eléctrico, eléctrico...

Algo giró en mi barriga,
la fricción me provocó.
Algo que no podré explicar,
algo parecido a una descarga.

Me acostumbré a decir que no
y perdí todas las esperanzas.

Me acostumbré a decir que no.
Me acostumbré a decir que no.
Algo parecido a una descarga...
Algo parecido a una descarga...

3 comentarios:

  1. nadie ata a nadie. Cada uno se forja sus propias cadenas. Unas son más duras, gruesas y dificilmente uno se puede desprender de ellas; y otras son tan frágiles que hasta se desueldan solas. Sólo uno mismo es el herrero que crea esas cadenas y uno mismo es el que puede librarse de ellas.

    ResponderEliminar
  2. Pepe. esa liberacion si tu hubieses querido , la podias tener desde hace mas de dos meses que ella te dejo .

    ResponderEliminar
  3. I'm back! and still waiting... :D thx for today

    ResponderEliminar