18 oct. 2011

Para ti, mamá...

Puede que nunca leas esto porque sé (o imagino) que no te metes aquí por desconocimiento de ello. Puede que intuyas todo lo que siento por ti pero quizás nunca te lo haya dicho del todo. Te he dicho te quiero mil veces, y te echo de menos por teléfono mil más. Lo seguiré haciendo mucho tiempo más o eso espero. Mañana es un día duro, puede que sea el día más duro de tu vida, el que más te vaya a costar. El que pueda que marque el resto de esa vida (para bien o para mal) tan maravillosa que has tenido y tienes con sus problemas y sus felicidades como todo el mundo. Créeme que también lo será para todos nosotros... No puedo expresar con palabras lo que siento, y no lo haré por aquí. Pero sí quiero demostrarte, desde las sombras que para mí lo eres todo.

Eres la mujer de mi vida, jamás ninguna me comprenderá tan bien como lo haces tú. Perdona mi pronto que a veces puede ser malo pero no malvado. Acepta mis abrazos, mis mimos, mis caricias... sé que lo haces. Olvida si alguna vez te he decepcionado, pues no era yo, no era el hijo que siempre criaste tan bien. Quiero que sepas que me siento afortunado, que soy el hijo más feliz del mundo por tener la madre que tengo. Que puedo alardear de una madre maravillosa que me ofrece todas las facilidades que puede darme y lo hace con una dulzura y un amor que más de uno quisiera para él. Pero no. Eres mi madre y yo soy tu hijo.

Estaré estos días contigo, intentando ser más fuerte que tú, que es muy difícil y apoyándote para todo en todo momento. Pero no solo estos días, sino siempre. Como siempre hemos dicho: vamos paso por paso, y ya veremos qué pasa. Saltaremos los obstáculos como siempre hemos hecho y seguiremos adelante, pues no queda otra. Nos tienes a tod@s contigo: Papá, Paco, Ana, María, tita(s), tito, primos y por supuesto a mí.

Te quiero mamá, te quiero mucho...

1 comentario:

  1. Es lo más bonito que he leído en mucho tiempo... Un brindis por las madres, las mayores luchadoras y sufridoras. Las mujeres de nuestras vidas. Increíble, en serio. Todo el mundo debería leer esta entrada y acto seguido, ir corriendo a decir a su madre que la quiere.

    ResponderEliminar