2 may. 2010

Black Sunday

Odio los domingos. Los odio a muerte. Hay días en los que quizás no esperas nada pero a lo mejor recibes una llamada que te anima a salir y pasas quizás una tarde amena (que no "Orange" ¿lo pilláis? ¡QUÉ BUENO TIO!). Pero es que los domingos... son el peor día de la semana. Una vez a alguien (sí, a ti que dices que crees que creo que no lees mi Blog) le dije: los domingos son los nuevos viernes. Pero desde entonces... puf xD. Han pasado muchos domingos, es cierto, y quizás habré pasado buenos domingos como aquellos en los que me iba a Córdoba (antes de irme lo pasaba bien por supuesto, no cuando me iba). Pero... argh, son tan aburridos, penosos...

A mí me da igual, hacer lo que sea. Me da igual recibir una llamada que diga: ¿Te vienes a darle de comer a los patos?

Y yo, encantado, diré: ¡Claro!

No sé, la cosa más absurda me gustaría hacerla. Es que hasta las horas pasan lentas y deseas que el día termine. Bueno, tampoco tiene porqué ser absurda, algo normal no estaría mal, pero creo que sería demasiado pedir para un domingo. Perdonad la falta de sentido en lo que escribo, simplemente... me acabo de levantar xD. Ya quiero que acabe el día y todavía ni ha empezado. Ojalá reciba alguna llamadita... xD (casi cuela... ¿no?)

Nada más.

1 comentario:

  1. El Gnomo de Amèlie2 de mayo de 2010, 20:21

    Prometo llamarte algún domingo para hacer nada ;)

    ResponderEliminar