13 may. 2010

Pelos de punta

Últimamente se me ponen mucho los pelos de punta. No sé si será el grado de felicidad que mantengo o que me pasan cosas increibles... o no sé. Todo ocurre cuando menos te lo esperas... y eso es lo bonito de la vida.

Y no sé si será esta canción... pero también me pone los pelos de punta. ¡Qué míticos Platero y tú!



Al cantar me puedo olvidar
de todos los malos momentos,
convertir en virtud defectos.

Desterrar la vulgaridad,
aunque sólo sea un momento
y sentir que no estamos muertos.

No es placer, es necesidad,
es viento, es lluvia, es fuego.
Derramar todos mis secretos.

Y busqué en el fondo del mar,
en las montañas y en el cielo,
la manera de hacer realidad mis sueños.

Encontré en el corazón,
el mapa de los sentimientos.
Ya lo ves, no estaba tan lejos.

No es placer, es necesidad,
es viento, es lluvia, es fuego.
Derramar todos mis secretos.


Esnifar los rayos del sol
y descongelar el cerebro.
Y sentir que no estamos muertos.
Y sentir que no estamos muertos.

Y sentir que no estamos muertos.
Y sentir que no estamos muertos.
Y sentir que no estamos muertos.
Y sentir que no estamos muertos.
Y sentir que no estamos muertos.

Y sentir que no estamos muertos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario