20 dic. 2009

Yo puedo, yo quiero

Dije que iba a hablar sobre los trenes, pero de eso puedo hablar otro día.

Hoy es un gran día, ayer fue un gran día. Son de esos días que no se te olvidan fácilmente. La verdad es que tengo un pelín de incertidumbre e incluso miedo, pero estoy feliz, sé lo que quiero ahora mismo y eso me alegra muchísimo después de tanto sufrir.

Todo el mundo cuando está mal piensa que las peores cosas le pasan a él, que no hay nadie peor anímicamente hablando o físicamente hablando que él. Pero hasta que nuestros ojos no ven algo o alguien que de verdad lo ha pasado peor que nosotros... nos damos cuenta de que lo que sufrimos, seguro que es una tontería. Pero si además, eso que sufre más que tú, con unas simples palabras te enseña una lección, yo al menos, me echo a llorar.

He llorado viendo este vídeo, he llorado porque a veces nos preocupamos por pequeñeces que nos parecen importantes, pero que son tales tonterías y tales banalidades... que nos olvidamos de vivir, de disfrutar, de seize the day, de carpe diem...

Sólo tenemos que dejar de mirarnos el ombligo y observar a nuestro alrededor, divisar el horizonte, pero no pensar en el futuro. Sólo tenemos, como dije ayer, que aplicar la chispa adecuada, para que lo que queremos funcione, arda o valga =P

Tengo el corazón sensible, quizás sea una maricona jeje, pero me gusta como soy y no me cambiaría por nadie del mundo.

Yo quiero Tony, yo puedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario