22 abr. 2010

Lucha interior



Cógeme, esto da tanto miedo.
Vértigo, como un alien por dentro.
Y estaba tan perdido que no sé,
ni cómo logré regresar.
Al mirar hacia atrás, mis errores
se comieron las migas de pan.

Aquí acaba el sueño.
Aquí acaba el sueño.

Y venga dímelo,
estoy celoso como un perro,
sólo con imaginar,
me pongo enfermo.

Y todas las cosas que nunca te dije,
se retuercen en mi interior,
se comen mi corazón.
Si lo intento controlar,
me derriba una vez más,
es brutal esta lucha interior.

Llegamos tarde, el baile terminó hace tiempo,
son las 12 cenicienta y aquí es donde acaba el sueño.

Y todas las cosas que nunca te dije,
se retuercen en mi interior,
se comen mi corazón.
Si lo intento controlar,
me derriba una vez más,
es brutal esta lucha interior.

Y aquí acaba el sueño, por una vez que sea real...

No hay comentarios:

Publicar un comentario