17 oct. 2010

Bipolar

Soy feliz. Tengo todo lo que siempre quise. He soñado con este tipo de vida mucho tiempo. No puedo negar que algo me faltará, para qué negarlo. Pero tengo mucho de lo que siempre quise. He pasado un fin de semana genial, con una compañía genial, con una novia más que perfecta y con unos amigos con los que me siento cómodo. Pero empiezo a sentir que... muchas cosas me son muy difíciles, que valgo para más bien poco. Ea ya lo he dicho.

Sí, siento eso. Estoy todo el día con una sonrisa en la boca, disfruto de mi vida de estudiante, repito, tengo una novia más que perfecta a la que quiero muchísimo, pero... no sé, me siento un poco inútil para algunas cosas.

Si no soy capaz de convencer a alguien de algo TAAAAAAAAAAAAAAAAN EVIDENTE aunque también cuente lo que esa persona piense/quiera pensar. ¿Para qué... estoy en el mundo? Jeje. Sí joder, es cierto, no puedo quitar de la cabeza una idea a una persona en dos días, pero lo llevo intentando... un poco más de dos días la verdad. Quizás hasta hace poco no he sido consciente de que puedo hacer más de lo que hago y creedme, ahora lo estoy intentando de verdad, quiero decir que al menos soy consciente de ello. Pero me pregunto muchas veces como mi gran amigo Álvaro (como un hermano para mí) dice muchas veces: ¿tú por qué eres?

A partir de ahora le contestaré: No lo sé.

Quizás estoy empecinado con este tema y no veo más allá de lo que es la realidad. Seguramente (o eso espero) valga para muchas cosas, pero hay veces, repito, que no me doy cuenta de ello. De hecho a la vez que escribo esto, estoy pensando de lo que soy capaz de hacer... Parece que si no estás a mi lado... todo es más difícil (físicamente hablando, porque siempre estás en mi mente y en mi pequeño gran corazoncito).

Te echo de menos pequeña. Cada día que pasa más y más. Y al principio de semana... vuelta a empezar con ese "te echo de menos" jejeje. Te quiero muchísimo. Nunca lo olvides =)·

¡Esa es toda mi reflexión de hoy! No corrijo letra. Perdonadme jeje.



Voy borrando tras de ti,
tus pisadas en la nieve;
antes de que, los lobos te encuentren.
Inconsciente se perdió,
y en el bosque anochece, invocaré al cuarto creciente;
que te ilumine al andar, y brille para tí.

La estrella polar...

Tengo frío el corazón, como un muñeco de nieve.
Derriteme, abrazame fuerte.
Siento la caducidad, de momentos tan perennes.
El vino durará, un invierno más, ni uno más.

Quiero tener tu calor, aunque se funda mi cuerpo.
Retrocede el glaciar, se nos está acabando el tiempo...
Son tan efímeros, los encuentros y, tan nublado recordar.

La primavera descongela nuestro, sueño polar;
del que no quiero despertar, del que no quiero despertar,
del que no quiero despertar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario