18 may. 2011

La primavera... ya se sabe

Todo revolución, todo alterado, caos, katarsis... así es la primavera. Nada está en su sitio, la sangre se altera, mi alergia también, así que nada...

Cambian los humores: mucho. No entiendo ni el mío propio. ¿Por qué será? ¿Hay algún biologo/científico en la sala? Siempre quise decir esto... Quiero entender por qué el humor cambia. Quizás será porque me siento la última mierda y veo que la gente... tiene otras prioridades/nuevos entretenimientos. También quise decir esto siempre...

Es curioso ser observador, me doy gracias a mí mismo de serlo. Parece que no, pero me doy cuenta de absolutamente todo lo que pasa a mi alrededor, aunque no esté mirando. No tengo un ojo en la nuca, no quiero decir esto, pero observo mucho y quizás obtengo detalles que la gente no alcanza a pillar. Parece que soy egocéntrico y que alardeo de mí, pero no es lo que quiero transmitir.

Hay veces, sobretodo en primavera como no, que algunas personas no miden lo que dicen, piensan que todo vale, que nadie va a sentirse herido o molesto por lo que su bocaza abierta pueda expulsar. A veces incluso no se dan cuenta de que molestan a la persona que tienen delante... Como dijo Quequé: yo lo digo, si cuela cuela, y sino, me la pela...

Las revueltas de estos días me ponen los pelos de punta, o los pelitos de pollo, como diría mi cuñada. España empieza a moverse, España empieza a despertar, a quejarse, a molestarse, a manifestarse y eso me gusta, me encanta.

No tengo más ganas de escribir, me hierve la sangre por momentos... os dejo con un anuncio simpático, para calmar mis humos...


No hay comentarios:

Publicar un comentario