23 ago. 2011

Escúpelo

Espero, espero y espero pero no llega nada. Ni respuesta, ni la pizza que he pedido, ni siquiera un donut del cielo. Empiezo a preguntarme la existencia del dios del donut, por cierto. Pues eso, espero que esta desinformación acabe pronto =/. Tengo ganas de escribir el ciento y la madre de cosas, pero me aguantaré un poquito más =). Solo una reflexión. Leí hace poco en Twitter un tweet (valga la redundancia) que decía así: la verdad duele, pero no ofende. Y yo añado: el que calla, otorga...



Tú, tú, tú ya sabes como un dragón: ¡escúpelo...!

No hay comentarios:

Publicar un comentario