31 ago. 2011

Tal vez no existas... Hoy me gusta esta canción, bueno, hoy y siempre :D



Todo valió, un zarpazo al corazón,
disimulo, no hay delator.
Palpitación, encontrar lo que busqué:
trocitos de sospecha, siete siglas de papel.

¿Quién pudo ser? Quiero que seas tú.
Dímelo, dímelo una vez.
Por clemencia por favor, dímelo confiesa.
Tal vez no existas, ante la duda un sueño.
Cariño, mi vida, criatura de rubí,
tal vez no fuiste dímelo...

Ese rencor que en verso, mi visión confiesa.
Cada frase con sigilo, cicatriz en melodía,
si no existe huella y tu carta me nubló.

¿Quién pudo ser? Quiero que seas tú.
Dímelo, dímelo una vez.
Por clemencia por favor, dímelo confiesa.
Tal vez no existas, ante la duda un sueño.
Cariño, mi vida, criatura de rubí,
¿qué puedo hacer sin tu vigor?

Esa ternura incierta, aunque me muera en ella.
Cada frase con sigilo, cicatriz en melodía,
si no existe huella y tu carta me nubló.

No... aunque no deba suplicarte,
ven dímelo una vez.
No... aunque tal vez deba indignarme,
hazlo otra vez.

Y aunque sea solo un gesto,
un guiño, solo un beso,
inténtalo una vez.
Y antes de cada cita,
mi deseo es que me digan...
¡¡SI!!

¿Quién pudo ser? Quiero que seas tú.
Dímelo, dímelo una vez.
Por clemencia por favor.

¿Quién pudo ser? Quiero que seas tú.
Dímelo, dímelo una vez.
Fue una burla por favor.

Tal vez no existas, ante la duda un... sí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario