14 ago. 2010

Enganchado a ti

Antes de nada: Odio, odio, odio, odio, odio... la calor, las pesadillas y los nervios que me atrapan por la noche al dormir. Dicho queda, tenía que soltarlo.

Y ahora empiezo de verdad:

¿Sabéis qué pienso?

Pienso que la vida no está hecha para contar las horas, minutos y segundos que ésta misma te otorga. Sino que están para vivirlos, disfrutarlos y saber que ya no volverán, que todas tus acciones actuales te transformarán tu futuro y se convertiran en consecuencias las cuales, aparte de ser inevitables... son muy jodidas.

Pero no se puede ir tampoco a lo loco, sin pensar, no se puede ir por la vida sin preocuparse por nada. Hay cosas que son importantes y que si te preocupan, deberías poder contarlas y no guardártelas. Pero el ser humano es tan... racional y tan altruista que a veces prefiere guardárselo para no preocupar, enfadar o asustar a la otra persona.

¡Qué difícil es vivir!

Pero bueno, sigo sin decir lo que quiero decir. Ahora sí que empiezo:

¡ME ENCANTA EL OLOR A CÉSPED MOJADO POR LA MAÑANA!

Hacía tiempo que no podía disfrutar de este placer, hacía tiempo que estaba consumido por la preocupación y "el miedo a". Soy feliz, sonrío al despertar e incluso sonrío cuando voy solo por la calle y todo es gracias a esa pequeña gran cosita que llamamos amor. Esa bestial reacción química que hace que todo tu cuerpo se estremezca y te entren unos escalofríos que ni el mismísimo Stephen King, los cuales hacen que te entren unas ganas de achuchar y besar a la persona a la que quieres que no podrías despegarte de ella nunca. Nada más te importa porque sabes que a quien quiere es a ti, quien le importa eres tú y no te cambiaría por nada ni nadie del mundo. Eso es lo que más me reconforta y pienso que más le reconforta a la otra persona, que tus ojos están vendados y el nudo sólo se desata para verla a ella. A veces pienso que la luna y el sol nos envidian por tenernos agarrados bajo sus sombras dulces y cálidas (ni Neruda ¿en? xD).

Lloro al pensar que lo que siento es real, que es tan fuerte que nada ni nadie podría desgarrarlo ni separarme de ello. Ojalá el vínculo sea mutúo y no sólo de ida. Pero eso sólo te lo demuestra el tiempo y las acciones que la otra persona hace por ti. Seguro que cuando alguien que de verdad se preocupa por mí lea todo esto, sólo me preguntará por el principio de este escrito, por lo "regular", por no llamarlo "malo" y se olvidará de la parte inferior en la cual, yo al menos, respiro sentimiento puro y sincero. Bueno, eso de me preguntarán... serán uno o dos como mucho que son los que me escribís xD.

Gracias pequeña por hacerme sentir lo que me haces sentir. Ojalá yo te haga sentir lo mismo que he escrito aquí y tú puedas decírmelo porque si no me lo dices... adivino no soy, eso está claro jejeje. Te quiero, te quiero muchísimo y como he dicho, nada ni nadie va a hacer cambiar lo que siento. Eres increible, eres inmensa...

¡Un beso enorme! Una vez más y todas las que quieras... ¡te quiero!



Aunque me haga daño,
aunque sea extraño,
aunque cuando no te tengo
todo empieza a temblar.

Aunque me hayas capturado,
dejé la verguenza a un lado,
solía importarme,
pero ahora mis venas arden,
necesito un poco más.

Enganchado a ti, no lo voy a negar,
si te digo: "me he quitado"
no es verdad. Las evidencias
no se pueden ocultar.

Enganchado a ti, se me nota al andar,
por la noche o por el día siempre igual.
Lo reconozco, no sé disimular.

Aunque me confundes,
aunque me transformes,
aunque sea un Mister Hyde encantador,
no seré la excepción.

No sé cuál es la medida,
hasta que todo termina,
nunca supe decir basta,
no creí que hiciera falta
y necesito un poco más.

Enganchado a ti, no lo voy a negar,
si te digo: "me he quitado"
no es verdad. Las evidencias
no se pueden ocultar.

Enganchado a ti, se me nota al andar,
por la noche o por el día siempre igual.
Lo reconozco, no sé disimular.

Enganchado a ti...
Enganchado a ti...
Enganchado a ti...
Enganchado a ti...

No hay comentarios:

Publicar un comentario