9 ago. 2010

...y al final.

¡Ole, ole y ole y el que no diga ole, que se le seque la hierbabuena!

Por fin vuelvo a ser feliz. Ahora empieza una nueva etapa que no voy a desperdiciar, voy a poner todo el empeño, las ganas y las fuerzas necesarias para que esto salga adelante. Espero ser correspondido por supuesto pero alguien tenía que dar el primer paso.

No te has equivocado pequeña. ¡Te quiero!

2 comentarios: