1 abr. 2011

¡Ahhhhhhh!

Por dios, estoy tan nervioso que me juego más en mi vida que en un examen... estoy nervioso y sé que no es por el examen. ¿Es posible esto?

A repasar... ¡qué la vida son dos días!

No hay comentarios:

Publicar un comentario