23 abr. 2011

Más de mil recuerdos llenan...

Pues mira usted, parecía que no... pero están llegando las consecuencias de todo esto. Siempre piensas que cuando pase un tiempo la cosa estará mejor. Sí, eso esta claro, pero ese tiempo hay que sufrirlo y me está pareciendo demasiado ya. No me queda otra que aguantar, resistir y antes que ponerme de pie, poner un pie en el devastado y caliente suelo al que me mantengo unido.

Soñar con vagas ilusiones de iluso ilusional... ¡qué redundancia!

Pues claro... como todo esto. Vacío, así me siento.



Por haber soñado tantas veces como yo soñé,
por haber amado muchas más de las que yo te amé,
para que comprendas que no dejaré de creer en la ironía.

Con la misma fuerza de las lágrimas que yo lloré,
abracé su cuerpo justo antes de verla caer.
Sobre la mejilla el asfalto de, una gran ciudad de hielo,
que se esconde bajo el suelo...

Basta de sirenas, que recuerdan una tempestad
y corta las cadenas que te amarrarán a tu pasado.

Quiero ver que fue de la moneda con la que pagué,
todos estos años que sin duda recuperaré,
dónde estan las noches las mañanas de, el amanecer contigo.

Me miro al espejo y veo cosas que nunca observé,
la tristeza marca las acciones de una soledad,
queda solo algo que me une a ti,
más de mil recuerdos llenan el vacío de mis venas.

Basta de sirenas, que recuerdan una tempestad
y corta las cadenas que te amarrarán a tu pasado.
Y salta las barreras que privarán tu libertad
y olvida la tristeza y recordarás solo su risa.

Basta de sirenas, que recuerdan una tempestad
y corta las cadenas que te amarrarán a tu pasado.
Y salta las barreras que privarán tu libertad
y olvida la tristeza y recordarás solo su risa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario