6 feb. 2010

Algún día...

Ayer aprendí una gran lección:
Patinando sobre hielo, cuanto más confiado y rápido vayas... mayor será la caida.

Y ahora, poniéndome serio...

Poco a poco, minuto a minuto voy recuperándome. Y la verdad es que noto que es cierto, no sé si será la distancia, el tiempo o que echo de menos muchas cosas, pero noto que voy mejorando. Sé que es muy tarde para rectificar lo que se ha dicho, las decisiones tomadas y los hechos realizados y si ocurrieron así, es porque tenía que ser en ese momento así. Pero nunca tiro la toalla, me lo he dicho muchas veces en mi vida. Quizás sepa que no voy a conseguir nada, pero jamás tiro la toalla.

Ahora sigue siendo tiempo para disfrutar, recordar con nostalgia, aprender inglés y seguir echando de menos a los que más se quieren. Un abrazo y un beso a todos los que me echáis de menos... y a ti también, me eches de menos o no.

Algún día...




Antes de saltar,
mira a tu alrededor,
si vas a abandonar,
no olvides mi aliento.

En las gamas del exceso,
se halla tu propio reflejo,
una línea sin medida,
incluso con retroceso.
Puertas de una vida,
que aún se pueden cerrar,
no mires atrás.

Antes de emigrar,
revisa en tu interior,
si vas a dudar,
pregúntale al viento.

En las gamas del exceso,
se halla tu propio reflejo.
Una línea sin medida,
incluso con retroceso.
trazos de una vida,
que aún se pueden borrar.
No mires atrás.

Si algún día vuelve Dios,
sin pensar le rogaría,
un milagro para los dos,
que nos cure esta herida.
Si algún día vuelve Dios,
en ti yo me perdería.

¡Ahhhhhhhhhh!
¡Ahhhhhhhhhh!
¡Ahhhhhhhhhh!
¡Ahhhhhhhhhh!

De silencio está hecho el disfraz,
que nos impide superar, superar...¡El miedo!

Otra vez en contra de mi voluntad,
cambió lo que creía que eras.
Si al caer ya no te puedes levantar,
tendrás que buscar una escalera
que al cielo algún día te pueda llevar.

Algún día...
Algún día...

No hay comentarios:

Publicar un comentario