30 ene. 2010

Noche cerrada

Esta noche te he buscado en cada rincón, deseaba de verdad verte. Pero no estabas, te imaginaba en algún lugar, disfrutando de tal manera, que me parecía que mi corazón y todos mis órganos me desgarraban por dentro de la envidia que sentía. Envidia por no tenerte como antes te tenía, envidia de la que me hace daño...

Al fin y al cabo... todos recogemos lo que sembramos.

Te necesito, pero me haces ver que no me necesitas y me haces pensar si de verdad merece la pena seguir luchando. Si todo esto al final acabará peor de lo que ya está (que no sea así por favor). Yo sólo quiero no perderte, sólo quiero que todo sea como antes. Pero cuando uno se va haciendo mayor ve el abanico de la vida con más colores que cuando nació. Ve que hay muchos factores, ve que hay demasiados elementos que no conoce. Quizás sea mejor dejar las cosas como están, si deben desarrollarse... desarollarán, estoy seguro.

Me da la impresión de que se desmoronan todos y cada uno de los castillos que he construido estos días atrás, todas las defensas que había creado... se desvanecen. Lo que puede hacer un simple gesto... es devastador.

Me da mucho miedo, no perdón, me da... grima que me engañes. Que tomes tal poder en tus manos y lo utilices contra mí... creo que no podría soportarlo. No lo hagas, sólo te pido eso.

Esta noche ha sido una noche demasiado larga, son las 05:25 de la mañana y uno... o dice verdades como puños, o delira... Ha sido una noche de demasiadas conversaciones profundas, de intentos de resolver problemas irresolubles. Muchas gracias por todo (Edu, Marina, Ale, Javi). Sabéis estar en los mejores... y en los peores momentos. Es hora de descansar.

Noche cerrada.

...con tu foto en el bolsillo viajaré...

No hay comentarios:

Publicar un comentario