5 sept. 2011

No escape from reality

Desde que escuché el tema de la entrada de hoy, me gustó Queen. Ya los conocía, por supuesto, había escuchado quizás el Show must go on, o el Don't stop me now. Pero nunca los había escuchado en profundidad. Con esto del aniversario del nacimiento de Freddie Mercury me entró la curiosidad. Soy una persona a la que le gusta saber de todo un poco, no, no significa que sea un sabelotodo, acabo de decir que me gusta saber un poco de todo. Me preparo para las situaciones en las que la gente habla y tú sabes algo, pero no todo (redundancia...). Me gusta investigar, conocer curiosidades, aprender cosas nuevas...

Bueno al lío...

Como he dicho, con el aniversario del nacimiento de Freddie Mercury me entró la curiosidad. Me enteré gracias al Doodle que creó Google ayer, como siempre genial, pero la verdad es que con este se han superado. Wikipedia hizo el resto. Creo que tanto Freddie como Queen y sus componentes eran unos adelantados a su tiempo, son genios de la música. Asientan muchas de las bases de lo que hoy son el pop o el rock. Han tenido muchos adeptos, muchos fans que a lo largo de la historia han mantenido viva la leyenda de Freddie Mercury. Pero como siempre hay detractores que ensucian la imagen de la gente por pura diversión e inventan historias alternativas, hacen correr rumores, etc. A mí me gustan los finales felices y aunque Mercury murió de forma desagradable y con una enfermedad devastadora, yo hoy contribuiré a mantener viva su leyenda. Espero que disfrutéis tanto como yo esta obra maestra de la música.

Una rapsodia, vía Wikipedia es lo siguiente: La rapsodia es una pieza musical característica del romanticismo compuesta por diferentes partes temáticas unidas libremente y sin relación alguna entre ellas. Es frecuente que estén divididas en dos secciones, una dramática y lenta y otra más rápida y dinámica, consiguiendo así una composición de efecto brillante. (...) Su nombre proviene de rapsoda, que era aquel que en la Antigua Grecia cantaba los poemas de Homero.

El Bohemian Rhapsody de Queen lo componen séis partes: una introducción a capela, una balada, un solo de guitarra, una ópera, una parte rock y una coda. El solo de guitarra de la canción ha sido considerado el vigésimo mejor de todos los tiempos, que no está nada mal, por cierto. Brian May hizo un trabajo fabuloso desde luego.

Eso es todo, he querido cambiar un poco la dinámica del blog por hoy, que estaba siendo muy oscuro últimamente. Espero que os guste a los poquitos que me leáis ;)

1 comentario:

  1. Creo que Queen son tan buenos como tu, tsk! :P

    ResponderEliminar